BC sugiere que todos los agentes sean responsables por clonación de tarjetas

BC sugiere que todos los agentes sean responsables por clonación de tarjetas

El Banco Central (BC) entró al debate del proyecto que limita la responsabilidad del usuario ante la clonación de tarjetas. Si bien respaldó la iniciativa propuso que se perfeccionaran ciertos aspectos para balancear los riesgos.

Durante su exposión ante la Comisión de Economia del Senado, el vicepresidente de esta entidad, Sebastián Claro, quien acudió a la Comisión de Economía del Senado para entregar la postura de la entidad, señaló que “el BC valora positivamente el desarrollo de iniciativas en este ámbito, las que pueden contribuir a un adecuado funcionamiento de los sistemas de pago”, indicó el consejero al admitir que la actual ley 20.009 sobre fraudes no aborda situaciones como clonación o uso de tarjeta a distancia sin la venia del tarjeta habiente.

No obstante, sugirió que existiera un balance para evitar un mayor riesgo moral para el sistema en su conjunto, “el proyecto debería ser perfeccionado, incorporando precisiones y resguardos para que, sin afectar su objetivo, se reduzcan posibles efectos no deseados. Si los incentivos no son los correctos, un resultado no deseado puede ser una reducción en la cobertura de los servicios financieros y/o un incremento de sus costos”.

Explicó, que si el cliente sabe que nunca será responsable por las transacciones no autorizadas “podría ser poco diligente en el cuidado de ésta o de sus credenciales secretas y eventualmente realizar fraude auto inducido”; y por el otro lado si toda la responsabilidad recae en los emisores, “los operadores tendrían menos incentivos para fortalecer sus medidas de seguridad. Lo propio ocurriría con los comercios, que podrían tener menos incentivos para ser diligentes en la verificación de la información de las tarjetas”.

También planteó la necesidad de precisar en cuáles ocasiones se aplicará esta norma y definir bien los actores para dar certeza jurídica, ya que el proyecto considera el concepto amplio de medio de pago.

“El consejero expuso los criterios del Banco que son positivos en el sentido de establecer una relación mucho más equilibrada aunque les parece lógico que el usuario esté más protegido ante este tipo de situaciones”, recalcó el senador Jorge Pizarro (DC), al indicar que le solicitaron al BC presentar sugerencias de cómo balancear mejor los riegos.

“Nosotros le planteamos por otro lado el problema de que los bancos ofrecen el producto y después no se responsabilizan de los malos usos, y obligan a tomar un seguro por un servicio que ellos mismos dan; es como absurda esa situación”, acotó el parlamentario.

Retorno en 24 horas

Otro punto que el Central observó fue la idea del proyecto de que los recursos “clonados” sean restituidos por el emisor en 24 horas hábiles a los titulares. Claro recordó que en algunos países los fondos se restituyen de manera provisoria a la espera del resultado de una investigación para eliminar de responsabilidad al mismo tarjeta habiente.

“Para estimar el plazo óptimo de restitución de los fondos, es necesario considerar el número de días para que los emisores puedan viabilizar el pago y que los tarjetahabiente no enfrenten shocks en el manejo de sus recursos; y el plazo de la investigación. Convendría considerar la incorporación del concepto de restitución provisional de los fondos”, planteó.

Ante ello el senador Pizarro comentó que hay casos más complejos cuando el fraude se ha hecho a distancia y los clientes no se dan cuenta hasta que ven la facturación, “ahí se pueden producir lapsos de 10 a 15 días y uno se encuentra con un uso abultadísimo, ese es el sentido de que se obligue a que el banco devuelva rápido, porque puede pasar mucho tiempo y el que pierde es el usuario”.

Fuente: Pulso

Revise la presentación del Banco Central aquí.