Deuda promedio de clientes del retail financiero llega a su máximo tras poner foco en segmentos de mayores ingresos

Deuda promedio de clientes del retail financiero llega a su máximo tras poner foco en segmentos de mayores ingresos

A casi tres años de la entrada en vigencia de la ley que rebajó la Tasa Máxima Convencional (TMC) o intereses máximos que por norma pueden cobrar los operadores de crédito, el perfil de los clientes de la industria del retail financiero registra cambios significativos.

Según datos proporcionados por el último compendio estadístico de la industria de préstamos que elabora Retail Financiero, se observa que desde 2013 la tasa de interés promedio del sector registró un descenso de 10 puntos porcentuales, pasando de 34% a 24% anual durante febrero de este año. Asimismo, estos datos -que consideran los números de Falabella, Walmart Chile, Ad Retail (Abcdin y Dijon), Hites y Cencosud desde el segundo semestre de 2015 hacia atrás- muestran que la tasa de morosidad en la industria pasó de un máximo de 11,4% en 2011 a 7,9% durante el último trimestre del año pasado.

El vicepresidente ejecutivo de Retail Financiero, Claudio Ortiz, explicó que con la entrada de la nueva normativa se generó un “doble impacto: Por un lado, las tasas de interés promedio han caído, lo que ha abaratado el costo financiero de las familias. Pero al mismo tiempo, la caída en el umbral de la tasa máxima ha desplazado del mercado formal del crédito a miles de personas, principalmente de segmentos de menores ingresos, muchos de los cuales siguen necesitando de crédito, pero se ven obligados a acudir a fuentes informales”.

La sofisticación que experimentaron los sistemas de evaluación en la industria del retail financiero generó que unas 300 mil personas salieran del mercado formal del crédito. No obstante, esto también implicó que la industria evalúe la posibilidad de complementar su oferta a través de la incorporación de la emisión de tarjetas de prepago, generando una nueva opción para las personas que salieron del mercado en los últimos años.

Sobre esto, la semana pasada el Banco Central puso en consulta la normativa que facultaría la emisión de tarjetas de prepago a entidades no bancarias, documento que ya estaría siendo estudiado por diversas empresas del sector.

Nuevos segmentos

Sin embargo, desde la entrada en vigencia de la nueva ley de TMC la deuda promedio que registran los clientes en sus tarjetas del retail financiero exhibe importantes crecimientos. Así, durante el tercer trimestre del año pasado esta alcanzó un monto de $490 mil (ver infografía en B 1), que se ubica como la suma más alta registrada en dichos períodos desde que se tenga registro.

Este aumento se explicaría principalmente porque el mercado ha comenzado a apuntar hacia segmentos de mayores ingresos, producto de la misma sofisticación que han experimentado sus sistemas de evaluación de clientes. De igual forma, esta alza tendría relación con que las empresas han comenzado a establecer alianzas con marcas internacionales -como por ejemplo, MasterCard y Visa-, que han permitido que los clientes no solo utilicen sus tarjetas en comercios específicos y asociados, sino que se abran a un abanico mayor de establecimientos y al mercado internacional.

Ahora las personas han comenzado a utilizar sus tarjetas de crédito del retail para adquirir pasajes aéreos e incluso para comprar a través de internet en el extranjero.

En este sentido, el vicepresidente ejecutivo de Retail Financiero aseguró que “la industria de retail financiero ha ido sofisticando su modelo de negocios, ampliando su cartera de productos, mejorando la cobertura de sus servicios y ha logrado una alto perfeccionamiento del manejo de riesgo de sus carteras”.

Fuente: El Mercurio

Revise el estudio completo de Retail Financiero aquí